Tau adelanta por la izquierda

Investigadores de la Clínica Mayo en EE.UU. han concluído tras analizar 3.600 cerebros que es la proteína tau, y no la β-amiloide, la principal responsable del deterioro cognitivo en la enfermedad de Alzheimer.

Creo que la noticia tiene suficiente enjundia como para dedicarle una entrada y que no se haga esperar, a riesgo de saturar el ritmo de publicación. Comento.

El artículo, publicado por el grupo de Melissa Murray en Brain, analiza más de 3.600 cerebros de adultos mayores con y sin Alzheimer en distintos momentos de la enfermedad, según los criterios de la fase amiloide de Thal 1.

Progresión típica de la fisiopatología del Alzheimer según la escala de Thal (Fuente: Murray et al., 2015)

Progresión típica de la fisiopatología del Alzheimer según la escala de Thal (Fuente: Murray et al., 2015)

Los resultados muestran que, mientras que la proteína β-amiloide progresa a medida que avanza la neurodegeneración, la acumulación de tau es la primera en aparecer, en el hipocampo, desde donde comienza a causar el daño en la memoria, para luego expandirse hacia la región cortical.

La β-amiloide ha sido la protagonista de la película durante más de 25 años. La acumulación de esta proteína correlaciona de manera muy significativa con el deterioro cognitivo observable en los pacientes, pero esa relación desaparece cuando se introduce en la ecuación el grado de acumulación de tau. Según los análisis, la acumulación de esta es mejor predictor de la edad de inicio de la enfermedad, la duración y la severidad del déficit cognitivo.

Posteriormente, se tomaron varias imágnes adquiridas por PET/MRI en pacientes y se compararon con el grado de patología tau y amiloide. Curiosamente, los investigadores hallaron que las imágenes de acumulación de β-amiloide no llegaban en muchos casos al nivel esperado correspondiente a la enfermedad. Esto apoya la idea de una mayor relevancia de tau en el deterioro, motivo por el cual el artículo hace énfasis en centrarse en esta proteína en próximas investigaciones.

tauPET

Imágenes por PET/MRI de cerebros d epacientes en distintas fases de Thal (Fuente: Murray et al., 2015)

A pesar de todo, esto no quiere decir que la proteína β-amiloide no sea importante. Todavía quedan mucha spregunas por responder respecto a la naturaleza y el papel de este elemento en el Alzheimer. El adelantamiento por la izquierda de tau puede resultar un cambio de paradigma en la consideración de dianas terapéuticas, pero no se puede dejar de lado la investigación de la otra protagonista en la fisiopatología de la enfermedad.

No obstante, los resultados de este trabajo aportan una valiosa información respecto a la progresión temporal que sigue la enfermedad, lo que a la hora de plantear estrategias de prevención resulta una gran aliada.

Aquí podéis ver el vídeo que ha publicado la Clínica Mayo con respecto al tema.

_

_

Referencia:

Murray M, et al. Clinicopathologic and 11C-Pittsburgh compound B implications of Thal amyloid phase across the Alzheimer’s disease spectrum. Brain, 2015; doi: 10.1093/brain/awv050

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s