[OPINIÓN] La investigación cuenta

Es un tema ya tratado. Mucho. Hasta la saciedad. Pero hoy he leído dos artículos que me han motivado a volver al asunto.

El primero es de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS). El informe publicado describe la tremenda discrepancia que existe entre la opinión de los científicos y del público en general acerca de diferentes temas de interés cultural y social, como el cambio climático o el consumo de OGM.

Dejo el enlace al informe aquí, pero para quien no lo quiera leer, los resultados de la encuesta a continuación:

Ítem

Público

Científicos

Considera los OGM seguros para el consumo

37%

88%

A favor de la investigación con animales

47%

89%

Considera seguros para el consumo los alimentos tratados con pesticidas

28%

68%

Considera el calentamiento global consecuencia de las acciones de los humanos

50%

87%

Evolución de los humanos y otras especies

65%

98%

Considera el aumento de la población un problema potencial

59%

82%

A favor de más centrales nucleares para generar energía

45%

65%

A favor de más extracciones de gas y petróleo en el océano

32%

52%

Considera necesarias las vacunas a los niños

68%

86%

Los astronautas son esenciales para el futuro del programa espacial de EE.UU.

47%

59%

A favor de fomentar la creación de biocarburantes como alternativa a la gasolina

68%

78%

A favor del aumento del fracking

31%

39%

Considera que la estación espacial ha sido una buena inversión para EE.UU.

64%

68%

Como se puede ver, existen ciertos temas de gran importancia en los cuales la visión de la gente no se corresponde con la opinión de los científicos.

Esto manifiesta un claro problema: el conocimiento científico no está llegando a la población. O lo que es peor, llega, pero no con la suficiente fuerza como para afectar la opinión de la gente.

Por otro lado, es comprensible. En muchos de estos temas ni siquiera existe una voz unánime entre los expertos, lo que deja un hueco que ha de ser ocupado, necesariamente. Cuando la evidencia no es abrumadora, las creencias entran en juego. E incluso después, cuando un incontestable volumen de datos aparece en defensa de X, la huella del miedo, la ignorancia y la costumbre pueden más.

La divulgación juega un papel fundamental en la lucha contra estos molinos, pero claramente algo está fallando.

El segundo artículo que me ha impulsado a escribir esta entrada es uno publicado en Nature.

Al parecer, la policía ha realizado recientemente una redada en el Instituto Max Plank de Tübingen (Alemania) y ha requisado documentos y material relacionado con investigación preclínica.

Según describe el artículo, no es la primera vez que este Instituto tiene que lidiar con situaciones parecidas. Hace un tiempo, asociaciones pro-derecho de los animales se infiltraron en el centro y grabaron varios vídeos en los que se veía el proceder habitual de los científicos con los animales. El vídeo fue incluso emitido por televisión.

Investigaciones llevadas a cabo por organismos independientes dictaminaron que no había evidencia de ninguna infracción en la normativa sobre procedimientos de laboratorio, ni se violaba ningún principio ético del manejo de animales de experimentación.

No obstante, las mismas organizaciones aseguran que el Instituto miente, y han involucrado a la policía en su misión para clausurar las actividades del centro.

Aquí el artículo: German police raid animal-research lab

En la misma línea, hace una semana se publicaba en un diario local de Lieja que un grupo de encapuchados irrumpió en el laboratorio del hospital y sacó de las jaulas diversos animales que estaban siendo utilizados como modelos en diferentes ensayos sobre cáncer y otras enfermedades. Incluso desde Rectorado nos invitaban a ser discretos en nuestras conversaciones en caso de trabajar con animales, ya que la Universidad considera que este asunto es un riesgo real y de legítima preocupación.

Lo tuiteé en su momento, pero creo que viene al caso hoy.

La divulgación no es sólo hacer bonita y comprensible una comunicación sobre materia oscura, enlaces iónicos, supermateriales o neurotransmisión. Es hacer comprender también la importancia, la necesidad, de trabajar con los modelos que se trabaja. En física o incluso genética, uno puede ceñirse a modelos matemáticos y simulaciones. Pero en la investigación biomédica requiere sistemas fisiológicos vivos para comprobar la validez, eficacia y seguridad de diferentes compuestos, desde posibles tratamientos farmacológicos hasta nuevos métodos de diagnóstico.

Los organismos que regulan el uso de animales de experimentación son implacables y muy rígidos. La gente no sabe la cantidad de informes a comisiones éticas que se han de redactar para la aceptación de los proyectos, o los requerimientos sanitarios y de bienestar animal que se deben seguir a rajatabla, o las sanciones por incumplir alguno de estos mismos requerimientos. No saben que el uso de animales en investigación está únicamente permitido si es debidamente justificado por la ausencia de alternativas. Esto quiere decir que sólo es posible utilizar animales cuando se tienen que utilizar animales.

Lo mismo para el número. La cantidad que se utiliza debe responder a una fórmula estadística que asegura el mínimo número para conseguir la potencia de efecto necesaria en los experimentos. No se hace al tuntún.

El otro día un tuit rezaba: «Me pregunto a cuántos de los que protestan contra las vacunas se les ha muerto un hijo por rubéola». Me pareció incontestable. Se necesitan modelos animales para avanzar en la mejora de pruebas de detección y tratamientos para enfermedades y dolencias que suponen una lacra para la sociedad. Sin embargo, la investigación preclínica está desprotegida en este aspecto. Si una persona no cree en la evolución, la evolución no deja de ser cierta. Pero si uno cree que el uso de animales de laboratorio equivale a maltrato animal, puede destrozar unas instalaciones y echar a perder muchísimo dinero y progresos en favor de la población. Y eso es en lo que debería hacerse énfasis a cada oportunidad.

Lo que cuenta la investigación, cuenta.

Un pensamiento en “[OPINIÓN] La investigación cuenta

  1. Es un tema en el que no tendría que haber discursión, lo más irónico es que los mismos que están en contras de los modelos animales, no tienen ni idea de ciencia y luego se benefician de la misma… Es de risa….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s