Neurogénesis para el olvido

Salvo para aquellos que dicen recordar su propio nacimiento, la memoria de cosas como nuestro primer cumpleaños o qué comimos para desayunar el 31 de marzo de 1995, está fuera del alcance de la mayoría. El olvido no sólo es un proceso natural, sino totalmente necesario para el correcto funcionamiento del cerebro. Desafortunadamente, existe todavía un vacío considerable en lo que respecta a los mecanismos que explican este fenómeno.

En general, el cerebro deja de producir neuronas nuevas poco después de nacer. Pero como ocurriera con esa aldea de irreductibles galos, una pequeña región del cerebro sigue adelante con la neurogénesis (a razón de unas 700 nuevas neuronas al día): el giro dentado del hipocampo, determinante para la formación de nuevos recuerdos.

Es más, recientemente se ha demostrado que suprimir la neurogénesis dificulta el aprendizaje de separación de patrones. Este tipo de aprendizaje hace posible distinguir dos circunstancias similares, aunque ligeramente diferentes, como por ejemplo recordar dónde se ha aparcado un día u otro en el trabajo 1.

Aunque el papel exacto de la neurogénesis en la memoria es todavía fuente de controversia, más de una década de investigación avala que potenciar este fenómeno, por ejemplo mediante el ejercicio físico 2 o la fluoxetina (Prozac) 3, aumenta la capacidad de aprendizaje espacial y de referencia 4. No obstante, investigadores de un hospital de Toronto observaron hace algunos años que algunos de los ratones con neurogénesis potenciada realizaban peor ciertas tareas de memoria. Concretamente, mostraban una peor ejecución en pruebas que requerían recordar detalles de situaciones anteriores.

Dado que la neurogénesis ocurre tanto en ratones como en humanos tras el nacimiento, este llamativo resultado fue el inicio de una serie de estudios para explorar la hipótesis de si la formación postnatal de nuevas neuronas pudiera ser la causa de que la mayoría de personas no seamos capaces de recordar eventos que nos ocurrieron durante los primeros años de infancia. Algunos modelos teóricos proponen que la aparición de nuevas neuronas desestabiliza las memorias almacenadas ya en el hipocampo degradando la información ya presente. Sin embargo, esta idea nunca se había explorado experimentalmente.

Paul Frankland es el investigador principal del grupo que ha puesto a prueba esta hipótesis. Para ello, compararon la estabilidad de los recuerdos en dos grupos de ratones: uno compuesto por ratones adultos (60 días) y otro por jóvenes (17 días, más o menos el equivalente a bebés de menos de un año). Separaron a estos ratones de sus cajas y los expusieron a un entorno en el que se administraba una descarga eléctrica (este procedimiento es un estándar para la formación de condicionamiento aversivo, y una sola exposición es suficiente para generar una respuesta de miedo a largo plazo 5). Un mes después, los mismos animales fueron expuestos al mismo entorno, pero no se administró ninguna descarga. Los ratones adultos exhibían todavía una respuesta de miedo condicionado (freezing), no así los jóvenes, quienes mostraban un olvido total de la asociación incluso a los pocos días tras la exposición.

Tras los resultados conductuales, el equipo comprobó si una diferencia en la tasa de neurogénesis podía explicar las diferencias del olvido en los ratones más jóvenes. Para ello, utilizaron diferentes grupos experimentales (ejercicio físico, tratamiento con fluoxetina…). Lograron aumentar un 100% la neurogénesis, devolviéndolos a un estado similar al de los recién nacidos en lo que respecta a formación de nuevas neuronas. Y observaron cómo, de adultos, respondían conductualmente igual que los ratones jóvenes.

Además, para atar el otro cabo, utilizando técnicas de ingeniería genética redujeron un 50% la neurogénesis postnatal típica. El resultado fue que estos ratones, con 17 días de vida se comportaban igual que los adultos tras el mismo procedimiento. La reducción de la neurogénesis facilitó la consolidación del condicionamiento de miedo.

Como comentaba al principio, el olvido es necesario para el correcto desarrollo y funcionamiento del cerebro, por lo que no es descabellado pensar que existan muchos puntos en común entre especies en este asunto. Sin embargo, que yo sepa, todavía no se ha desarrollado ninguna técnica capaz de medir neurogénesis in vivo en humanos, por lo que asumir que los mecanismos son exactamente los mismos o funcionan de forma idéntica es todavía aventurado.

_

Referencia

Akers et al. Hippocampal neurogenesis regulates forgetting during adulthood and infancy. Science, 2014; ;344(6184):598-602

_

Anuncios

Un pensamiento en “Neurogénesis para el olvido

  1. uuuuffff, la verdad, resulta muy interesante la investigación, pero los humanos somos tan dependientes e indefensos de bebés, que me resulta difícil, como apuntas al final, que pueda ocurrir igual en ratones/humanos. Por una parte, porque un recuerdo tras un condicionamiento aversivo en esa etapa, en humanos ¿qué podría ser? ¿ruidos muy fuertes, palizas?
    Por otra parte, no conozco a nadie que recuerde su nacimiento, y a mí me resulta complejo encontrar un recuerdo más allá de mis 2 años (que son los primeros que tengo y son de tipo aversivo y no), por lo que me resulta difícil saber qué se podría recordar de esa etapa… comer, dormir, que me limpien, que me canten una nana… (eso en general) supongo que quizá esos recuerdos son poco “útiles” para el futuro, y si un bebé sufre hechos muy negativos, quizá es mejor no recordarlos, y esto nuestro listo cerebro, se encarga de que no quede para la posteridad…
    ¡Estará muy interesante conocer los nuevos hallazgos en este tema! Me ha gustado mucho la entrada! 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s