¿Procastinación? Culpad a los genes

Había empezado esta entrada hace tiempo, pero siempre lo dejaba para otro día. No más. Será que no tengo muy a full los genes de la procastinación. O al menos eso dirían los autores de un estudio publicado recientemente en Psychological Science.

Lo que se sabía hasta ahora es que la procastinación correlaciona positivamente con la impulsividad, pero poco se conocía sobre cómo se relacionan ambos rasgos. Para averiguar más sobre ello, Daniel Gustavson y otros científicos de la Universidad de Colorado, estudiaron 181 gemelos y 166 mellizos, haciéndoles contestar varios tests de impulsividad y procastinación, además de encuestas sobre su capacidad para establecer y mantener objetivos concretos. Por supuesto, también tomaron muestras de todos los participantes para los análisis genéticos.

Analizando los resultados descubrieron que la procastinación, como la impulsividad, es heredable. No sólo eso, sino que existe un solapamiento completo de los genes de ambos rasgos, lo que significa que no hay singularidades genéticas para ninguno en particular.

La impulsividad pudo representar una ventaja evolutiva en su momento, ya que habría ayudado a nuestros antepasados ​​a lidiar con decisiones del día a día. La procastinación o dilación, por otro lado, es algo más relevante en el mundo moderno, a la hora de establecer objetivos a largo plazo que aumentan la probabilidad de distracción. Por este motivo, los investigadores sugieren que la procastinación es un subproducto de la impulsividad, surgido a partir de las exigencias del mundo moderno. Es interesante que otro hallazgo del estudio fuera el solapamiento también entre estos genes de la impulsividad/procastinación con la habilidad de los individuos para establecer objetivos, su capacidad para perseguir estos objetivos sin demasiadas distracciones y tomar decisiones precipitadas.

No cabe duda que la procastinación está a la orden del día. Y más en un mundo donde las noticias de la semana pasada ya no son actualidad, aparte de la ingente cantidad de estímulos que nos rodean y requieren nuestra atención inmediata.

Es un tema muy interesante, sin duda. Ya tengo anotados varios artículos para leer al respecto. Aunque si eso ya mejor empiezo mañana…

_

_

Referencia

Gustavson DE, et al. Genetic Relations Among Procrastination, Impulsivity, and Goal-Management Ability: Implications for the Evolutionary Origin of Procrastination. Psychol Sci, 2014; 10.1177/0956797614526260

 

Anuncios

2 pensamientos en “¿Procastinación? Culpad a los genes

  1. ¡No marees, que no tienes mucho de impulsivo tú, así que subproducto tampoco! 😛
    ¿sabes si han estudiado que se hace en consecuencia a dejar los objetivos predefinidos ( algo como “sustitutos de procrastinar”)? ¿influye el buen tiempo y el sol? Porque a mí, dame sol, playa y alegría con buena compañía, que me dejo la vida para luego… si llueve y hace frío, igual me concentro más! jajajajajaja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s