10 lípidos predicen si desarrollarás Alzheimer en los próximos 3 años

Esta mañana he leído una interesante y optimista noticia relacionada con la vacuna contra el cáncer. Lo cuál me ha recordado a otra noticia que tenía en el tintero: un análisis de sangre con capacidad para predecir la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Un grupo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown ha desarrollado un test que predice con más de un 90% de precisión la aparición de deterioro cognitivo leve (DCL) o Alzheimer en los siguientes tres años.

El test ha sido validado y los resultados publicados en Nature Medicine. No es de extrañar, en tanto que hasta ahora no existía ningún análisis de sangre que identificara claramente biomarcadores para estas alteraciones. Según el responsable dele studio, Howard J. Federoff, este test podría estar utilizándose de forma rutinaria dentro de un par años.

El estudio se llevó a cabo con 525 participantes sanos de más de 70 años, a quienes se les tomó una muestra de sangre en diferentes momentos a lo largo de cinco años. 74 de los pacientes cumplían criterios de Alzheimer o DCL: 46 fueron diagnosticados durante el reclutamiento y 28 desarrollaron los síntomas en el transcurso del estudio.

Para explorar los posibles biomarcadores relevantes, los investigadores analizaron las muestras de 106 participantes (53 controles y 53 con deterioro cognitivo) y descubrieron 10 lípidos especialmente interesantes. Concretamente, estos diez lípidos muestran una desintegración de las membranas celulares en los participantes que habían desarrollado sintomatología cognitiva. Posteriormente se trató de validar este resultado en un análisis que incluía el resto de los participantes, y se confirmó este grupo de grasas como diferente en ambos grupos. Para confirmar que los sujetos podían diagnosticarse e incluirse como controles, DCL o Alzheimer, los datos se analizaron de forma ciega en función únicamente de estos 10 lípidos. Lo que encontraron fue una eficacia del 90% en el diagnóstico.

Uno de los resultados más curiosos del estudio fue que tras descubrir este grupo de lípidos, se analizó la sangre para comprobar si la presencia del gen APOE-e4 tenía algún papel relevante, pero no encontraron diferencias significativas en este gen como factor predictor.

De popularizarse, esta prueba supondría una enorme ventaja en el tratamiento de estas condiciones, dado que sin tener una cura hoy en día, la intervención temprana es la mejor estrategia disponible, dada su importancia a la hora de retrasar la aparición de los síntomas cognitivos. Teniendo en cuenta el crecimiento espectacular estimado para estas enfermedades en las próximas décadas, es un hallazgo bastante significativo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algo importante respecto a cómo de práctico es esto realmente. Es cierto que uno de los problemas clave en estas enfermedades el diagnóstico temprano, pero una prueba que únicamente predice la aparición en los siguientes 3 años significa someterse a extracciones cada tres años mínimo, sino cada año, a partir de… ¿qué edad? Otro tema peliagudo, dado que no existe un punto de inicio concreto; cada persona desarrolla la enfermedad a su propio tiempo, y en cada persona avanza a una velocidad.

A pesar de todo, como decía un tutor que tuve, «en la guerra, cuantas más armas, mejor». Y aunque este análisis no resulte la panacea, la identificación de más biomarcadores es un arma más.

_

Referencia:

Mapstone M et al. Plasma phospholipids identify antecedent memory impairment in older adults. Nature Medicine, 2014; doi: 10.1038/nm.3466

Anuncios

2 pensamientos en “10 lípidos predicen si desarrollarás Alzheimer en los próximos 3 años

  1. La prevención o detección temprana, son las mejores armas que conozco en cualquier área. Me parece muy interesante este análisi, y más por lo complejas y duras que son estas enfermedades! Como Andrés comenta, bravo por Mapstone & Co!!

    Me gusta

  2. Me parece brutal el hallazgo, es bastante preciso, y es cierto que “cuantas más armas mejor”… pero es peligrosa la interpretación que se le puede dar, como dices. Espero que acabe siendo clínicamente relevante, porque del protocolo y la estadística a los pacientes hay un buen trecho, desgraciadamente. Pero bravo por Mapstone & Co!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s