5 cosas que deberías saber antes de salir con un científico

_

Gracias a Marta, que tiene muy buenas amigas preocupándose por ella, leo una de las mejores entradas que he leído en bastante tiempo.

_

5 cosas que deberías saber antes de salir con un científico

Bueno, le has echado el ojo a ese atractivo e inteligente científico al que finalmente tienes la suerte de conocer en persona. Estás intrigada. Tu científico es listo, divertido, confiado, seguro. Imágenes de Louis de Broglie o Rosalind Franklin poniéndose las gafas de seguridad y las batas para ir a hacer experimentos contigo pasan por tu cabeza.

¿Quién te culpa? La ciencia es un oficio sexy.

Pero los científicos no son los pivones que normalmente te ligas en un bar. Tampoco son los capullos de los que las chicas os colgáis continuamente. No, los científicos son seres diferentes (que es por lo que en primer lugar te sientes atraída por ellos), y deberías saber – antes de lanzarte — que no va a ser la relación normal, aburrida y lamentable a la que estás acostumbrada. Esto es lo que necesitas saber.

_

1. Deducimos cosas. Entiéndelo, nos pagan por profundizar, encontrar secretos y nadar entre gilipolleces. Podemos captar sutilezas, así que lo que sea que estás escondiéndonos, no estará oculto mucho tiempo. Claro, podemos parecer sorprendidos cuando de repente nos dices que suspendiste primero de biología en la universidad — pero ya lo sabíamos.

No tragamos mierdas de nadie, así que no nos mientas o nos cubras de chorradas. Pasamos todo el día separando los hechos de la ficción, atendiendo a comerciales de productos científicos y negociando con excusas de estudiantes. Nos cabrearía que nos obligaras a hacer lo mismo contigo. Y no creas que nos callaremos. Responderemos con la furia de un científico bloguero quejándose a saco contra el rechazo de algún paper reciente — y disfrutaremos haciéndolo.

Sólo di la verdad. Podemos soportarla.

_

2. En algún momento, serás un topic. Algo que hayas dicho o hecho será la motivación para un proyecto de investigación o una entrada de blog sobre algún tema relacionado. Supéralo. Considéralo un cumplido, incluso si argumentamos en tu contra en el texto. Piénsalo: vivimos nuestra vida haciendo y escribiendo ciencia. Si eres parte de nuestra vida, vamos a hacer ciencia o escribir escribir de manera científica sobre ti, tus pensamientos o alguna cosa que surja de la combinación entre ambos. No te enfades cuando un argumento en contra de tu adorada homeopatía aparece en nuestro blog. No dirigimos la entrada a ti, personalmente — tu ignorancia ha sido simplemente nuestra inspiración (¿ves? ¿No te hace eso sentir mejor?)

_

3. Sí, nos creemos más listos que tú. De hecho, lo sabemos. ¿Es un golpe para el ego? Totalmente — pero esa seguridad es la que hace que tu corazón de vueltas. Tenemos un profundo y trabajado conocimiento de cómo funciona el mundo. Eso nos hace geniales en las conversaciones. Podemos escarbar en las complejidades de las leyes físicas, investigación nacional e internacional, dónde encontrar las herramientas apropiadas, qué ocurre en el mundo de la ciencia ficción, qué juegos son los preferidos de los jugones…, y mucho más.

Pero existen riesgos.

Está garantizado: cuando dices «Psicología evolutiva», automáticamente diremos «gilipolleces» — la Psicología evolutiva no es ciencia. No te estamos llamando tonta (aún cuando no puedes entender ciencia básica), es una respuesta automática. Lo mismo ocurre cuando dices «causalidad» cuando te refieres a «correlación».

Vamos por ahí con cierto aire de arrogancia. Abrázalo (es lo que te atrajo de nosotros en primer lugar, después de todo). No te sorprendas de que no nos impresionemos cuando dices «yo también soy científica». No, no lo eres. El hecho de que te sientes en una cafetería con camisetas de ThinkGeek mientras lees Scientific American no te convierte en científica. Tampoco el hecho de que hicieras «algunos experimentos en la Universidad», o que quieras «encontrar un día la cura para el resfriado común».

Mira, nos pagan por hacer ciencia. Cada día. Lo que es más, nuestra ciencia importa. Cambia opiniones, afecta a decisiones y conecta a la gente con el mundo que le rodea. No derrochamos datos o intentamos fabricar una aura de creatividad. Estudiamos el mundo real — con consecuencias reales. Nuestros artículos de investigación pasan por tres o cuatro editores encabronados que nos hacen revisarlo unos cuantos cientos de veces antes de mandarlo a imprimir y distribuir por todo el mundo. No puedes hacer eso si no tienes confianza en ti mismo, o incluso eres un poco egoista. Tal vez tengas algún escrito genial, preguntas científicas o ideas de investigación rudimentarias — bien por ti. Simplemente no asumas que aceptaremos eso como semejante a lo que hacemos (a menos que estés realmente buena, entonces, demonios, eres mejor científica que yo).

_

4. No es que seas menos importante que el trabajo – el trabajo es simplemente más importante que cualquier otra cosa. Uno no se convierte en científico trabajando en una oficina de 9 a 5, de lunes a viernes. Nos llevamos el trabajo a casa. Si la ciencia surge, dejaremos cualquier cosa que estemos haciendo — incluída tú– para centrarnos en ello. Estamos siempre buscando ideas para investigar, así que, sí nos detendremos en la calle a anotar alguna cosa, entrevistar a algún posible becario o reunir información para una grant. Del mismo modo, no te enfades si un día nos llamas durante el deadline de un proyecto con algún plan para echar un casquete y contestamos «tengo que terminar primero este paper». Puede llevar horas desde ese momento, pero tendremos todo el tiempo del mundo para acostarnos contigo después.

_

5. No te decepcionaremos. Los científicos son tipos intensos, ambiciosos y apasionados. Aportamos esas mismas características en nuestras relaciones, haciendo de ellas un viaje extremadamente divertido por el que vale la pena pagar el billete. Nuestras vidas nunca son aburridas y cada día es diferente.

Si los riesgos te hacen dudar, considera esto:

  • El hecho de que seamos curiosos significa que te escucharemos. Incluso si parece un interrogatorio, prestaremos atención a lo que estás diciendo (ver punto 1).
  • Escribiremos sobre ti o tus las cosas que piensas porque eres una parte importante de nuestra vida y nos preocupamos por ti (ver punto 2).
  • Nuestro cerebro es un gran recurso. ¿Alguna vez has quedado con alguien atractivo, deseando no haberlo hecho porque todo lo que dice es, bueno, una estupidez? Eso no te pasará con nosotros (ver punto 3).
  • Sí, quizá parezca que ponemos el trabajo por delante de ti, pero somos ambiciosos. No estás con un perdedor cuya vida va a ninguna parte y que está completamente contento con ser un mediocre (ver punto 4).

Y aquí lo tienes, cinco cosas que deberías saber antes de salir con un científico.

_

Aunque pone a la gente que nos dedicamos a la ciencia como unos arrogantes hijos de puta, si se quita el tono altivo, no le falta razón en muchas cosas =b. ¡Ah! Y perdón por la traducción. Tal vez debería empaparme bien de estos otros cinco puntos ^_^ .

_

_

Fuente original: 5 things you should know before dating a scientist.

_

Anuncios

20 pensamientos en “5 cosas que deberías saber antes de salir con un científico

  1. Pingback: 5 cosas que deberías saber antes de salir con un científico

  2. En respuesta a Elhalconbueno. De hecho, un punto interesante a favor del pensamiento científico es la capacidad de reconocer su objeto de estudio y sus límites, es decir, reconocer lo que no se sabe, aún más, reconocer los hechos que podrían invalidar alguno de sus enunciados. Otras formas de pensamiento pasan de averiguar si sus conocimientos son verdaderos o no, no saben sus límites, se sacan las respuestas del sombrero y pretenden que tengamos fe en ellas… en el el colmo del colmo, salen con el cuento gilipollas de que la verdad no existe, o que uno hace la realidad… Con fe no crecen las cocechas, no se construyen casas, ni se puede tener sexo seguro, con ciencia si. Amen.

    Me gusta

    • Ja ja..hola de nuevo hermano, disculpa no quise parecer un troll, me gusta tu blog y resulta ser muy interesante, solo quise añadir un poco de humor negro y ironía, nada mas, espero no haber ofendido, sigue adelante y mucho éxito en todos tus proyectos Ernie, gran abrazo desde la Universidad Nacional de Asunción en Paraguay para ti.

      Me gusta

  3. dime la respuesta exacta de como empezó realmente el universo y al detalle por favor(nada de gilipolleces teóricas como el big bang o cosas así..no..exactamente..lo que sucedió..no sabes?..a bueno..entonces dime como va a terminar el universo!!..seguro esa si te la sabes!!..tampoco!?..bueno..emm..entonces hay vida o no realmente después de que morimos??..que no tienes ni idea!!!..y bueno..por lo menos niña/o científica ya que tanto te crees dime para que coños existimos!!..algo has de saber no!!??..que no sabes, las respuestas a esas cosas?..en que carajos entonces has estado gastando tu tiempo y clase de científica/o eres si no sabes esas cosas..ahora ya sabes en donde puedes ir a meterte tus 5 topicos del “amor a los científicos”..haay!!

    Me gusta

  4. ¡Muy bueno! Es muy gracioso cuando lo comparas con situaciones reales, jeje. El tono deja un poco que desear, pero bueno, no hay que dejar de tomárselo con humor 🙂

    Me gusta

      • no, si no es por estar escrita por un tío, desde un punto masculino, sino por las reacciones que le otorga a las mujeres… lo siento!! no!! XD

        Me gusta

    • C`mon!, para ser científico y profesor, no se esperaba que hubieses pasado por alto la prueba de plagio (ver punto 1 de tu artículo, o de este)
      http://www.rockmycar.net/2007/05/10/5-things-you-should-know-before-dating-a-journalist/
      El periodismo no es ciencia, curioso que antes de salir con alguno de los dos (periodistas o científicos) deba saber lo mismo…si en lo único que se asemejan es en lo que los impulsa a escribir cosas como esta.
      Pero fue entretenido… aunque el postulado cinco francamente quedó en entredicho!

      Me gusta

      • Wow! No sé si en lo del plagio te refieres a mí en concreto, pero si es así, creo que hay una confusión: yo el artículo que leí fue el que enlazo (y el otro, sobre traductores). Desconocía totalmente la existencia de ese que pones sobre periodismo. Pero es un tema que da bastante juego. Supongo que habrá un artículo de este estilo por cada profesión, por lo que decir que uno es un plagio de otro me parece exagerado.

        Además, si lees la entrada original, el propio autor ya cita el artículo que tú dices. Casi se podría decir que se ha convertido en un meme, más bien, ¿no?

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s