Semana europea

_

¡Anda, pero si tengo un blog!

He estado ausente. La última entrada no sé de cuándo data, pero desde luego no hace justicia al propósito de ritmo que suelo tener en mente. Será porque he tenido en mente otras cosas. Muchas cosas, de hecho; cosas de trabajo, cosas de mi vida, cosas de income… Y no es que tenga visos de parar, pero bueno, en un rato que tengo en el hotel, veo un buen momento.

Sí, estoy en un hotel. En París. Ayer tuve la segunda reunión europea del PharmaCOG. Esta no fue una reunión como la de Londres, sino más bien un meeting «grupuscular», de los participantes de uno de los Work Packages. Pero eso ha sido lo último de mi viaje esta última semana. Mejor comenzar por el principio.

Tras chuparme unos buenos fines de semana completos, madrugones y jornadas de más de 18 h, la jefa tuvo a bien dejar que me tomara dos días libres antes de venir a la reunión de París. No se me ocurre mejor forma de aprovecharlos que ir a ver a Marta a Luxemburgo. No nos veíamos desde agosto, así que estaba muy ilusionado =). Además, nunca había estado en Luxemburgo, y tenía mucha curiosidad por cómo sería.

Aterricé en Charleroi (Bélgica), pero hay un servicio de autobuses que te lleva directo a Luxemburgo desde ahí, así que sin problemas llegué a la Gare Central, donde ya me estaban esperando (aún me acuerdo y se me pone una cara de tonto…). Después de dar una vuelta, cogimos el tren hacia Oetragne para dejar los trastos y volver a la ciudad. Conocí a los famosos Pete y Christine (muy majos) y fui testigo de cómo, de verdad, se oyen vacas desde la casa.

Anduvimos por la ciudad, entre unos pasajes muy chulos y unas vistas preciosas de Kirchberg (donde está la filarmónica, el tribunal de cuentas europeo, etc.), de noche, iluminado. Cenamos sushi (INCISO: cómo me gusta, ¡pero cómo me gusta! Nos hemos hartado y aún no teníamos suficiente! XD) y seguimos paseando. Volvimos a casa y hasta al día siguiente. Teníamos plan de ir a un pueblo de Francia, pero nos levantamos tarde y con toda la pereza decidimos que iríamos el domingo temprano a Trier, en Alemania. ¡Y tan temprano! Se nos olvidó cambiar la hora y pensando que era el tren de las 9, cogimos el de las 8. Pero nos sirvió para estar allí pronto, desayunar bien y visitar muchas cosas. Os recomiendo ese pueblo, Trier, muy bonito. Y muy vivo en domingo, sorprendentemente. Total, que a pesar de haber llegado más pronto de lo esperado, aún tuvimos que correr para coger el tren de vuelta, con el Bratwurst medio cayéndose (¡qué bueno estaba!)

_

Foto panorámica de la plaza del mercado central de Trier

_

El lunes Marta tenía que trabajar, así que yo me quedé en casa e hice lo propio hasta la hora de coger el autobús hasta el sitio donde habíamos quedado. No tuve que hacerlo, ya que Pete, el simpático casero con Alzheimer y ex piloto de rally se ofreció a llevarme. No pude rechazar la oferta… Pero reconozco que los siguientes veinte minutos los pasé apretando el culo. En fin, después de pasar el día en el edificio de Traducción del Parlamento y ver el hemiciclo en el que se creó la CECA, salimos hacia el centro a tomar algo y cenar. Después nos fuimos a casa y no nos movimos de la cama hasta las 12 del día siguiente, que me iba yo. Hasta el momento de viajar a París, tuve tiempo de pensar y recordar esos días. Los mejores en meses =).

Cogí el tren a las 17:10, pero la llegada prevista para las 19:20 se retrasó más de media hora, con lo que me fue imposible llegar al pre-meeting que había organizado el grupo =S. Fue una pena, porque por lo que pude saber al día siguiente en la reunión, fue muy productivo. De todas formas, da igual.

Como os contaba al principio, la reunión fue distinta a la anterior, más global. La celebramos en el laboratorio de Brunoy, una antigua casa colonial convertida en centro de investigación. Una chulada. Nos dieron de comer y beber hasta reventar, y discutimos algunos temas importantes del WP; cosas que hacer, deadlines que cumplir, revisiones que preparar… A mitad tarde terminamos, pero nos quedamos hablando un rato más. cogí el tren de vuelta a París con Regís y Julie, y tuvimos una conversación genial sobre la ética en la investigación. Estuvo bien.

Ahora me toca volver a Murcia, con algunas noticias con las que lidiar y trabajo que realizar. Empezamos mañana. 7:00 am en el laboratorio. Sin prisa.

_

_

PD: intentaré actualizar la entrada con algunas fotos de Luxemburgo cuando las consiga.

 

_

 

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Semana europea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s