Comienzo, fin y comienzo

_

En septiembre de 2008 tomé una decisión muy importante. Tuve que escoger entre seguir en el Laboratorio de Neurociencia Afectiva, participando en investigación sobre psicopatía en humanos, aprendizaje afectivo y demás, o empezar a caminar en el Laboratorio de Psicobiología. Decidí que me tiraba el intríngulis neurobiológico de la conducta a nivel básico, más que el output y  el modo en que funciona el aparato emocional. En septiembre de 2008 me convertí, por cabezón, en el primer alumno que hacía el prácticum de la carrera en investigación, aunque en un proyecto compartido con la Unidad de Conductas Adictivas.

Ese curso, 2008-2009, fue el último de mi carrera. Lo planeé para que únicamente tuviera de carga lectiva las prácticas y los créditos necesarios para pasar 6 meses de Erasmus en Finlandia. Pero ese es otro tema. En verdad (guiño a la Srta. Arija  =b), lo importante de eso fue que en marzo, estando yo allá, se puso en contacto conmigo el tutor que había tenido durante el prácticum, para decirme que en septiembre quedaría libre un contrato, el cual podría ocupar yo si cumplía los requisitos. Los cumplía, así que conseguí el contrato con el que he estado los dos últimos años, hasta mayo de 2011.

He sido un privilegiado pudiendo acceder a un trabajo no sólo desde el momento que terminé la licenciatura, sino que además es, directamente, a lo que quiero dedicar mi vida. Y lo he hecho en un sitio en el que la gente se ha portado conmigo de una forma que me resulta imposible pensar cómo podría haber sido mejor. No todos tienen esa suerte. Sin embargo, no han sido todo alegrías. Quién me conoce y ha seguido mi aventura de cerca sabe que las he pasado canutas (¿alguien utiliza esta expresión en el siglo XXI?) en varios momentos, pero no los voy a relatar aquí. En resumen, he tenido una buena posición, pero inestable. Tanto es así que corrió la voz de que debido al recorte presupuestario, el replanteamiento de los varemos de productividad y la reestructuración de líneas de investigación prioritarias, el tipo de contrato que yo tenía iba a verse reducido. De eso me enteré en enero.

Con los recortes, el contrato se acortaría 4 meses, aunque el boss no me aseguraba nada y en RRHH dijeron que ellos no podían hacer nada más que mandarme un aviso 30 días antes de la finalización del contrato. Eso suponía mucho tiempo de incertidumbre sobre si acabaría en mayo o finalmente no habría recorte y podía completar el contrato. Yo, por si acaso, empecé a rellenar applications y mandar currículums a sitios que pudieran tener vacante una plaza de estudiante de doctorado. Los meses pasaban y yo no obtenía respuestas, o las que recibía eran negativas.

No todo el mundo entiende la incertidumbre. Las personas somos seres que necesitamos certeza en nuestro día a día; saber cuál es la causa de tal consecuencia, saber qué va a ocurrir, saber qué podemos esperar. La incertidumbre, la falta de contingencia y carecer de control sobre el ambiente que nos rodea, genera tensión psicológica que no viene nada bien para la salud mental. No me he vuelto loco, obviamente, pero sí es verdad que he estado sometido a mucho estrés, hasta el punto de llegar a somatizarlo de maneras relativamente graves. Muchos que leáis esto pensaréis que soy un neura, un exagerado, que dramatizo, o que vosotros lo habéis pasado mucho peor por X o Y. Me parece bien, pero yo sólo puedo hablar por mí. Y esto es lo que ha habido.

Sin embargo, finalmente la cosa ha cambiado. He conseguido un contrato por 6 meses asociado a un proyecto relacionado con el sistema opioide y la ingesta, dirigido por el profesor Rafael Maldonado. A la vez, intentaré dar lo mejor de mí mismo en el Máster en industria farmacéutica y biotecnología, de la Universitat Pompeu Fabra, en el que me han admitido. Aquí voy a trabajar

_

Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona (PRBB)

_

Gracias a todos por el apoyo =). Se acabó la incertidumbre. Me voy a Barcelona.

_

10 pensamientos en “Comienzo, fin y comienzo

  1. Pingback: Reboot « Como decíamos ayer…

  2. Lo mejor de acabar con esa incertidumbre, no es lograr mayor estabilidad, sino el gran profesional que ganan en Barcelona. Espero, deseo y estoy segura de que vas a lograr tu sueño en un “mundo” que se merece tus ganas de conocer, tus ganas de trabajar y tu valor como persona! Se feliz en Bcn colega!! aquí yo te echaré muchiiiiiiiiiiiisimo de menos…🙂

    Me gusta

  3. Enhorabuena Ernesto, seguro segurísimo que te va genial por Barcelona. Con tu pasión por la investigación y tus ganas fijo que alcanzas tus objetivos…..espero que nos lo cuentes todo!! Me alegro un montón que hayas descansado por fín y ahora a pasar un verano tranquilito.

    Te sigo!

    Me gusta

  4. La espera parece que ha merecido la pena, ya nos lo irás contando a medida que avance tu estancia. Intenta encontrarte con el Homo APM o algo así!

    Me gusta

  5. Cualquier sitio que tenga a bien acogerte ganará mucho; por tu persona, tu devoción y por el pedazo de doctorando que vas a ser.

    Seguro que tu nuevo laboratorio te aguarda horas de apasionante investigación!😀

    Me gusta

  6. Me alegro mucho de que por fin haya desaparecido aquella incertidumbre de tu vida. Ahora podrás dormir sin preocupaciones o, más bien, con otras preocupaciones. Seguro que te va genial por Barcelona; tu futuro promete, te lo digo yo que me dedico a echar cartas del tarot a tiempo parcial y de estas cosas entiendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s