Aprendizaje

_

Leí hace un par de días una entrada en Experientia Docet muy interesante, acerca del aprendizaje y cómo es que nos acordamos de unas cosas y no otras. La entrada venía a comentar este artículo. En él, se llama la atención muy acertadamente sobre el hecho de que se desconoce en gran parte el mecanismo por el cuál es más sencillo recordar determinada informaicón. Se sabe que la memoria se forma mayormente durante el sueño, y que recordar información de contenido emocional o autorreferente es más sencillo, pero ¿cómo se produce este aprendizaje? ¿Qué mecanismo hay detrás? ¿Qué ocurre en el cerebro?

El caso es que, en mi opinión, este es uno de los temas más interesantes y bonitos a tratar en psicobiología, así que voy a tirar de #serietemática y comenzar una ronda de entradas (sólo cuatro, y facilitas  = b) sobre la neurobiología del aprendizaje y la memoria; qué es y cuáles son los mecanismos de plasticidad sináptica, qué es el aprendizaje perceptivo, aprendizaje motor, de hábito; el condicionamiento clásico, el condicionamiento instrumental… Espero que os guste, pero antes ¿qué se entiende por aprendizaje?

Una de las formas en que se define el aprendizaje desde la perspectiva psicobiológica es el proceso por el cual las experiencias modifican el sistema nervioso y, por lo tanto, finalmente, la conducta. A los cambios producidos se les llama recuerdos. Mediante la experiencia es posible cambiar el modo de percibir, actuar, pensar y planificar, modificando la estructura del cerebro. En este sentido, se podría decir que la función principal del aprendizaje es la de permitir desarrollar conductas que se adapten a un entorno constantemente cambiante. Esto es posible a través de varios tipos de aprendizaje: perceptivo, E-R, motor, relacional… De manera breve, ya que serán explicados con más detalle en entradas siguientes, presentaré algunos de estos aprendizajes.

Una cosa curiosa acerca del aprendizaje es que cuando te pones a describirlo y estudiarlo, te das de frente con varias obviedades.Por ejemplo, el aprendizaje perceptivo es la capacidad para reconocer estímulos que ya se han percibido antes. Porque sí, eso ha de aprenderse también; necesitamos recuerdos de qué conocemos y qué no. Su función básica es aportar la capacidad de identificar y catalogar objetos y situaciones, y puede darse en cualquiera de los sistemas perceptivos. Al parecer, se lleva a cabo mediante cambios en la corteza sensorial asociativa. Otro aprendizaje, el aprendizaje relacional, supone aprender relaciones entre estímulos individuales. Dentro de éste, estarían, por ejemplo, el aprendizaje espacial, el episódico o el observacional.

El aprendizaje asociativo o de estímulo-respuesta (E-R) es la capacidad de aprender a ejecutar una conducta determinada cuando se presenta un estímulo determinado. Esta respuesta (R) puede ser desde una simple y automática, o una compleja secuencia de movimientos. Dentro de este tipo de aprendizaje se incluye los dos más socorridos y conocidos en el mundo mundial: el condicionamiento clásico y el instrumental. El primero implica una asociación entre dos estímulos y consta de varios elementos: un estímulo incondicionado (EI), que provoca una respuesta incondicionada (RI; por ejemplo, un sobresalto ante un sonido fuerte repentino) y un estímulo neutro (EN). La repetición bajo determinadas condiciones provoca que ese estímulo neutro adquiera las propiedades del estímulo incondicionado, convirtiéndose en un estímulo condicionado, siendo capaz ahora de provocar la respuesta [ahora llamada respuesta condicionada (RC)]. Se dice que el EI es un estímulo de sinapsis fuerte, mientras que el EN es de sinapsis débil. Cuando se asocian, la sinapsis débil se fortalece y las propiedades del EI son transferidas.

El primero en describir este fenómeno fue Hebb. Considerado el padre de la psicobiología, Hebb describió que cuando una sinapsis se activa repetidamente, al tiempo en que ocurre un potencial de acción en la neurona postsináptica, tiene lugar una serie de cambios bien en la estructura, bien en la neuroquímica de la sinapsis que resulta en el fortalecimiento de esta.

El condicionamiento instrumental es un poco más complejo: en vez de servirse de conductas típicas de la especie, como hace el condicionamiento clásico, implica conductas que se han aprendido previamente. Un tipo especial de aprendizaje instrumental sería el aprendizaje motor, el cual se diferencia de otras formas de aprendizaje principalmente en el grado en que se aprenden nuevas formas de conducta.

Pero eso es tema para otro día.

_

 

Anuncios

2 pensamientos en “Aprendizaje

  1. Pingback: Dulce, respuesta hedónica y preferencia alimetaria | Como decíamos ayer…

  2. Pingback: Aprendizaje implícito, aprendizaje explícito « Como decíamos ayer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s