Art of trolling

_

Ayer, Nacho Vigalondo, conocido director de cine español twitteo algo. Y no sé si en ese momento contempló la posibilidad de que causara tanto revuelo. El twitt en custión fue:

_

«Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos

podré decir mi mensaje:¡El holocausto fue un montaje!»

_

Se lió parda.

Existen ciertos temas sobre los que la gente es especialmente sensible. El holocausto es uno de ellos. Desde luego que es de ser ignorante y estúpido negar o justificar el holocausto, pero me parece de juzgado de guardia que haya gente que de verdad crea que esa afirmación del director vaya en serio.

Al poco, él mismo ha twitteado otro mensaje en el que decía:

_

«¡Ah, el tweet del holocausto ha sido un detecta-gilipollas de primera!»

_

Las reacciones duran hasta hoy (¡y lo que queda, imagino!): gente que le increpa y le ha dejado de seguir, o como dice @AlteaAlcalde:

_

«Señores que insultan a @Vigalondo con el único objetivo de que se marque un RT»

_

Realmente me sorprende que alguien lo haya tomado en serio. Aunque ya sabemos que de gente más papista que el papa está el mundo lleno.

Problem with that, internets?


_

6 pensamientos en “Art of trolling

  1. Pingback: Sobre el humor | Manu

  2. Pingback: Sobre el humor | Manu

  3. Lo que me sorprende y me hace gracia, por lo curioso que me resulta, es que la reacción de esas personas no es debido a su relativa cercanía para con el asunto, sino por llamar la atención sobre lo políticamente incorrecto de la broma. Al menos es mi impresión. Por eso digo que son más papistas que el papa.

    Yo soy el primero al que se le ponen los pelos de punta cuando escucha historias al respecto. Pero, seamos serios, salvo una minoría de followers a los que sí les haya tocado el tema directamente, la reacción del resto entiendo que es exagerada. Sobre todo cuando conoces de parte de quién viene, ya que no me aprece a mí Nacho Vigalondo una figura con la fama suficiente como para seguir sin conocer un mínimo cómo trata él determinados asuntos. Y en caso de hacerlo, todos los followers han tenido tiempo para ver cómo es.

    Quiero decir que no es la primera vez que Vigalondo hace comentarios más o menos polémicos. Seguro que muchos que hoy le reproban, ayer le rieron las gracias de otras coñas. Hay temas más delicados que otros, pero precisamente por eso creo que un comentario así no cabe en otro lugar más que en una butaca de humor negro. A partir de ahí, te puede hacer gracia o no, pero hay que tener en cuenta de qué se trata en realidad.

    Me gusta

  4. Manu, llevas razón en absolutamente todo lo que has dicho, pero a mí la gente que me resulta ridícula es la que haya tomado el tweet de la negación del holocausto en serio.

    Los que no lo han tomado en serio y aún así han mostrado su descontento por ese tipo de chistes están en su derecho, aunque creo que muchos se han pasado y la reacción ha sido exagerada. A lo cual Vigalondo no ha hecho más que echar leña al fuego y entonces es (a mi forma de ver) cuando se le ha ido de las manos haciendo unos cuantos chistes más o menos ingeniosos pero de mal gusto al fin y al cabo.

    En todo caso, personalmente soy capaz de reirme con ese tipo de paridas aún sabiendo la negrura del asunto. Y si el asunto me tocara de cerca quizás hubiese pensado ‘cómo se pasa el Vigalondo’, pero dudo que me hubiese manifestado escandalizado en Twitter, pues lo considero un chiste desafortunado y punto, no un insulto a la raza humana.

    Resumiendo: Que la gente se ofende muy fácilmente cuando se tocan ‘temas delicados’ o calamidades del pasado y luego ni se inmutan cuando pasan cosas que nos afectan ‘aquí y ahora’.

    Me gusta

  5. Hombre, yo creo que mucha de la gente que le decía “Adiós, te dejo de seguir” o incluso le insultaba no pensaba ni de coña que el tweet fuera en serio. La cuestión para toda esa gente es: ¿es justificable hacer una broma a costa de un asunto que causó tanto sufrimiento?. Está claro que la gracia del chiste no está en el propio holocausto, sino el absurdo que supone negar el holocausto (y muchos de los enfadados entendían esto).
    No creo que fuera el caso, pero si tuviera un familiar que hubiera muerto tan cruelmente y la gente se estuviera riendo de (o “con”, da igual) ello, me molestaría. Encima si ocurriera en el día dedicado a recordar a las víctimas del holocausto (ayer). Por mucho que el “núcleo de la coña” no sea el propio holocausto, aquellos que directa o indirectamente lo sufrieron, ver cómo su sufrimiento se ve involucrado (aunque no sea el origen primero de la risa) en un chiste, lo ven como una “falta de respeto” hacia la relación emocional que mantienen con aquel suceso. Ellos se preguntan: “¿qué pasa, que la muerte no me puede afectar y tengo que reirme?”. Eso es así. Podría decirse que es una convención social. Y no entiendo cómo os sorprende. Por poner un ejemplo un poco más extremo: ¿contarías un chiste de cancerosos en frente de un colega que hubiera perdido a un familiar cercano por culpa del cáncer?. Tú no te estás riendo de la muerte de su familiar ¿por qué debería molestarse?. La única diferencia entre esta situación y la que ha provocado Vigalondo es la “distancia” que hay entre un los muertos y la gente.
    Habrá gente que sabrá aislarse de su “implicación” en un suceso doloroso y podrá “aprovechar” el chiste y reírse. Pero habrá mucha otra gente que no. También depende, obviamente, del grado de implicación en el sufrimiento. Si lo único que te afecta del holocausto es “saber que ocurrió” resulta mucho más fácil “aislarse de la implicación” que si tu padre murió en un campo de concentración. Es una cuestión tanto de “distancia” como de “capacidad”, digamos. De la misma forma que un chiste sobre cancerosos no te hará gracia si tu hermano murió a causa de un cáncer. (No sé si la palabra “sufrimiento” es la mejor durante todo mi comentario, dado el contexto. ¿Debería usar “afectación”?).
    Otras personas se “implican” en determinado sufrimiento por “el tipo de causa”. Por ejemplo, una persona que haya perdido injustamente a un ser cercano se identificará más con el holocausto por “la causa injusta de las muertes”. Con lo cual el número de “personas potencialmente ofendibles” aumenta.
    Con todo esto quiero explicar la idea de que todo el mundo ha sufrido más o menos el holocausto. Creo que es justo decir que existen distintos “grados de sufrimiento”. Es decir, si lo que te une a un muerto es un parentesco familiar sufres mucho, pero si lo que te une es la “humanidad” que compartes con los muertos, pues habrás sufrido menos. Es difícil no sentir, aunque sea un poco, algo de sufrimiento cuando conoces la muerte brutal e injusta de alguna persona. Que conste que pienso que todo esto tiene muchos matices, pero creo que se entiende la idea: “la peña sufre en mayor o menor medida la muerte injusta de alguien”.
    La gente que sólo se ve afectada en una pequeña manera sobre el asunto, como aquellos que simplemente “saben que ocurrió” (la inmensa mayoría de los seguidores de Vigalondo) tendrá mucha más facilidad de “aislarse” de su implicación en el sufrimiento y podrán reírse del chiste. Es más, es tan fácil conseguirlo que deberían reírse, dada la distancia que les separa con aquello. Pero, ¿qué hay de la gente que sí que estaba implicada más directamente con ello? Vigalondo tiene 50.000 followers. ¿Seguro que no hay ninguno que lo esté? Dado que este tipo de asuntos suelen causar revuelo, ¿seguro que no habrá ninguno cuando la gente empiece a hablar de ello en blogs y se difunda que “Vigalondo tiene un humor muy negro”? A algunos de sus followers “nada implicados” puede parecerles razonablemente ofensivo que haga públicamente un comentario que puede llegar a algunas de esas personas implicadas “más directamente” y con ello, “faltarles al respeto”.
    Que conste que a mí me hizo gracia el tweet de Vigalondo, pero este tipo de humor creo que hay que pillarlo con pinzas. Si estoy dejando todo este comentario es para deciros que no sé por qué os parece sorprendente que el tweet de Vigalondo causara revuelo y que os parezca perfectamente inofensivo bajo cualquier circunstancia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s