Cuando por querer ayudar la cagas

Este podría ser el título de tantas entradas como días hay en un año, pero en esta ocasión vengo a hablar de la (mala) divulgación científica, o de la correcta divulgación de unos datos mal interpretados y/o poco comprendidos. Esta es otra entrada que tenía en pendientes, pero como estoy calentito, hoy sesión doble.

Véase un ejemplo: Identifican un gen que protege contra el alcoholismo.

La primera, en la frente: el título. ¿Por qué? Porque lo de “¿qué pesa más, la genética o el ambiente?” se dejó atrás hace un tiempo. La ecuación Genética + Ambiente = Conducta ya no es válida. Básicamente porque un ambiente sin genética no se sustenta, y la genética precisa de un ambiente en el que desarrollarse. Es decir, no son términos que puedan utilizarse de forma independiente para explicar un comportamiento. Dicho esto, yo hubiera propuesto otro titular, como La variante de un gen relacionado con el metabolismo del alcohol influye en la respuesta del mismo. O algo así. No sé, no soy periodista. Entiendo que los titulares han de tener tirón, pero tampoco decir cosas que no son ciertas. Sobre todo porque, creo yo, la mayoría de la gente que lee noticias así, se quedan con esa idea, y luego la comentan “pues he oído que han encontrado el gen del alcoholismo…” (porque así es como se queda al final, muy probablemente).

Pero bueno, una vez empiezas a leer te encuentras varias perlas, como esta: <<las personas que reaccionan con fuerza ante el alcohol son menos propensas al alcoholismo en años posteriores de su vida pero se desconocía la base genética de este descubrimiento. El hallazago del papel de CYP2E1 desvela un nuevo mecanismo sobre cómo las personas perciben el alcohol y cómo el alcohol afecta al cerebro.>>

Toma ya. Premio Nobel.

Metidos ya en el tema del estudio en sí, otra bomba: <<realizaron análisis en la región genética que parecía influir en cómo percibían los estudiantes el alcohol>>. Cualquier persona que sepa un mínimo de este tema (o se interese, digamos, lo suficiente como para escribir un artículo serio acerca de ello) lo primero que tendría que dejar claro es a qué se refiere con eso de “percepción”. Porque según el artículo, este gen protege contra el alcoholismo porque hace que la reacción al alcohol “sea más fuerte”. Bueno, ¿más fuerte en sabor?, ¿En efecto subjetivo? ¿En reacción fisiológica? Por plantear algunas.

Pero, amigos, como lo mejor suele dejarse para el final, de cabeza a la piscina: <<La mayoría del alcohol del organismo se metabolizada por otra enzima, la alcohol dehidrogenasa, que funciona en el hígado. Pero CYP2E1 no funciona en el hígado sino en el cerebro y lo hace de forma diferente a otras enzimas al generar pequeñas moléculas llamadas radicales libres que pueden ser reactivas y bastante nocivas para estructuras sensibles como las células cerebrales.>>

Ahí hay tanto guano que me deja patidifuso. Curso rápido de metabolismo del etanol. Tres sistemas importantes: 1) ADH (hormona Alcohol DesHidrogenasa); 2) citocromo P450, familia CYP2E1; 3) compuesto I (catalasa+H2O2). En el cuerpo se metaboliza etanol en dos sitios: hígado y cerebro. Y, aunque en distinta proporción, en ambos lugares están presentes los tres sistemas (el CYP2E1 SÍ, repito, , está presente en el cerebro). La herramienta preferida del hígado es la ADH, que se encarga de transformar en acetaldehído la gran mayoría del etanol que entra en el cuerpo. La acumulación de acetaldehído en el organismo es lo que provoca esos fantásticos efectos de nausea, mareo, incoordinación… Seguro que sabéis a qué me refiero. Sin embargo, cuando el nivel de etanol alcanza esas concentraciones en las que se supera la ratio ADH:etanol, entra a jugar el CYP2E1 (por eso es un buen indicador de riesgo de alcoholismo: niveles altos de CYP2E1 indican que el organismo está acostumbrado a lidiar con altos niveles de etanol en sangre).. En el hígado, el Compuesto I pinta más bien poco.

Sin embargo, en el cerebro ocurre justamente lo contrario, siendo la unión de la catalasa con el peróxido de hidrógeno el principal responsable de los efectos psicofarmacológicos derivados del consumo. También hay presencia de CYP2E1 y ADH, pero su papel es insignificante en lo que a metabolismo del alcohol se refiere.

En resumen, descubierta variante de un gen relacionado con el papel funcional del CYP2E1 en el metabolismo del etanol: sí. Importancia de determinado alelo como marcador de factor de riesgo: sí. Descubierto el gen del alcoholismo: NO.

Y le hubiera puesto este tocho en los comentarios, pero no me han convencido nada sus políticas de privacidad, así que me perdone el autor/a de dicho artículo por los copypaste de texto. Y si en algún momento se ha visto alguien ofendido/aludido, pero me fastidia, porque ya está la cosa bastante jodida en ciencia en este país como para cagarla también a la hora de divulgar. Dicho lo cual, y asumiendo que la cago como el que más, agradecería sinceramente cualquier corrección en los contenidos de mis entradas🙂.

_

Por cierto, aquí tenéis el enlace al abstract del artículo original. Por si a alguien le interesa.

3 pensamientos en “Cuando por querer ayudar la cagas

  1. sincero colega,
    yo, sí, yo con mis ojos, he visto de este mismo artículo “se descubre el gen del alcoholismo”… tomáaaaaaaaaa!! así que, siento decirte que tus supuestos no deseables y ridículos encabezados de noticia, sí que existen!!
    y sí… la gente es con lo que se queda… triste, pero así es… es lo que vende! lástima que tus explicaciones no se pongan ni en la “nota al pie” del artículo, para que cuando nos vamos a desayunar a la cafeteria los comentarios de “ostras! me voy a analizar el adn a ver cuánto puedo beber por si me hago alcohólica” se redujeran… pero… creo que poco podremos hacer en esta lucha! Como ejemplo del momento actual denigrante, los anuncios de “y sí me toca a mí”, que favorecen la ludopatía (muy serio problema) y son una de las mayores fuentes económicas del gobierno… ayyyyy!! periodismo, publicidad, consumismo, iusionismo… gran debate!
    muy bueno tu post por cierto!!😉
    pd: no sé a que te refieres cuando comentas: “fantásticos efectos de nausea, mareo, incoordinación… Seguro que sabéis a qué me refiero”… intentas decir algo??? tendremos la variante peligrosa de CYP2E1??

    Me gusta

  2. Ey! no tengo tiempo de leer el artículo ahora, pero te gustará saber que las comillas latinas («, ») se pueden poner fácilmente con tu teclado pulsando shift+alt+{!

    mañana después del examen leo el post😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s