Pito, pito, colorito…

Una de las armas de doble filo de un blog es que se maximiza el número de gente a la que le llegan tus preocupaciones. Siempre y cuando publiques tus preocupaciones, claro está. En mi caso, ni fu ni fa, pero hoy sí voy a utilizar esta herramienta con ese fin.

Estoy sufriendo algo de estrés estos días. Lo cuál es bastante irónico. Como lo más cercanos sabéis, he tenido algunos problemas en el trabajo. Al final, todo está más o menos solucionado (más más que menos, en realidad). Sin embargo, hay algunos puntos que me quitan un poco el sueño. Os diré por qué.

La dinámica normal a la hora de ponerse a hacer una tesis doctoral es: 1) tienes un campo de interés y alguna persona que conoces (profesor, generalmente) trabaja en él; 2) se plantea la posibilidad de hacer una tesis doctoral en la línea de investigación que la persona en la que estás interesado lleva a cabo, la cual presumiblemente te interesa, siguiendo la idea del punto 1; 3) se acuerda la realización de la tesis; 4) la persona encargada de la dirección de la tesis plantea una serie de experimentos que tú tendrás que llevar a cabo para responder una pregunta concreta, todavía no resuelta, basándote en el método científico; 5) tras unos cuantos años de duro trabajo, publicas la tesis. Tu tesis, ya que para entonces, el director o directora hace tiempo que dejó de decirte qué hacer y pasó a ser un mero guía espiritual. Eso es lo que pasa normalmente.

Sin embargo, va surgiendo últimamente (si es que no hubo surgido hace ya mucho tiempo) la figura del tecnorando (técnico-doctorando), caracterizada por publicar tesis doctorales bajo la diatriba del “tú haces lo que yo te mande” que en muchos laboratorios se estila. El resultado es un señor/señora PhD que no sabe hacer la O con un canuto, porque ha estado todo el periodo de realización de su tesis sin pensar por sí mismo, diciendo “sí, buana” al señor/señora director/a.

Pero ¿qué es lo que no suele pasar? ¿Lo que, mejor dicho, muy extrañamente pasa, en los laboratorios worlwide? Pues esto: 1) tienes un campo de interés y alguna persona que conoces (profesor, generalmente) trabaja en él; 2) se plantea la posibilidad de hacer una tesis doctoral en la línea de investigación que la persona en la que estás interesado lleva a cabo, la cual presumiblemente te interesa, siguiendo la idea del punto 1; 3) se acuerda la realización de la tesis; 4) a la persona encargada de la dirección de la tesis le asalta la idea de que no quieres hacer la tesis; 5) repítanse los puntos 3 y 4 hasta tres veces; 6) la persona encargada de dirigir la tesis se convence de que quieres hacer la tesis y te incita a que en 6 días le plantees un proyecto con el que hacer el doctorado, cuando, en un orden natural, el director propone, el doctorando desarrolla.

No me entendáis mal. Una situación así tiene sus pros y sus contras. Por resumir, digamos que ganas la oportunidad de ser 100% dueño e tu trabajo, más la garantía de que cuando acabes es un trabajo parido completamente por ti. No le debes nada a nadie. Y aprendes un montón. Por contra, te cuesta muchísimo estrés, frustración y motivación; te entran ganas de mandarlo todo a tomar por culo una o dos veces al año, y en muchas ocasiones tienes la sensación de ir dando palos de ciego o, sencillamente,  no avanzar. El caso es que tras aparcar el punto 6 el otro día, el boss me invitó, entre otras cosas, a decidir el marco en el que desarrollar el trabajo futuro, los cuales son básicamente dos: bioquímica y conducta.

Cada cosa tiene su aquel, que decía el idem. La perspectiva bioquímica me flipa. Mucho. Me encanta. Tal vez sea, como me pasa en tantas otras cosas, porque sé menos de ese tema, y me apetece una barbaridad aprender. Pero más allá de eso, me encanta ir a lo más básico: moléculas interaccionando que permiten la aparición de un millón de procesos distintos, cada uno con un nivel de complejidad mayor… Me parece, simplemente, asombroso.

Por su parte, estudiar la conducta es algo que nunca deja de entusiasmarme. Una de mis frases preferidas (quien me conoce lo sabe) es “las personas nunca dejan de sorprenderme“. Y es que siempre surge algo; aparece un caso raro, se descubre una habilidad, se indaga en la forma de funcionar de conductas tan distintas como el aprendizaje, recordar, la motivación… Tener la posibilidad de aprender cómo se produce eso es una enorme oportunidad. Sobretodo, gracias al modelo animal, que nos permite responder preguntas mucho más profundas. Además, el background teórico que yo tengo es principalmente conductual, por lo que me manejo bastante mejor por estos derroteros que entre atp-asas.

En ambos frentes tengo grandes apoyos, y aunque eso ayuda mucho, no soluciona nada. Hay varios temas que me interesan, pero no sé qué hacer.

Tengo dos días.

___________________________________

ACTUALIZACIÓN

_

He tenido reunión hoy y el tema está más claro. Al menos, más definido a medio plazo. No lo llegué a mencionar, pero cada una de las opciones tenía una variable candidata principal. Para la bioquímica era el calcio, para la conducta el CRF. Mi apuesta principal era esta última, ya que es más amplia la cantidad de conductas con que se puede relacionar. Además, la neuroendocrinología es algo que me interesa y me gusta mucho. Sin embargo, el calcio tiene algo que el CRF no: un esquema. La hipótesis del calcio está planteada, por lo que hay unas directrices marcadas y unas preguntas concretas que se pueden realizar para aclarar el objetivo final. El CRF, en cambio, no. Son muchas cosas que se pueden medir, recoger, registar, analizar… Pero carece de una pregunta básica que sirva de hilo conductor a lo que pretendiera ser una Tesis Doctoral sobre el tema. Teniendo todo esto en cuenta, hemos llegado a una conclusión de que lo más práctico es tirar con el calcio. Algunos experimentos que ayuden a  resolver algunas dudas clave y, mientras tanto, estudiar más la literatura relacionada con el CRF, para intentar orientar una pregunta adecuada.

Creo que es un buen negocio.

6 pensamientos en “Pito, pito, colorito…

  1. Gracias por los comentarios! 🙂

    La verdad es que mañana voy a ir con una idea que es un poco mezcladillo de todo. Ya os contaré qué tal, aunque me veo que servirá de poco. Quizá incluso cambie la reunión para otro día, o no se acuerde de que me dijo eso. Pero bueno, no adelantemos acontecimientos😛

    Me gusta

  2. COLEGA de campos varios… a ver cómo te explico que tengo mucho que decir… :S
    el proceso normal idea-propuesta-acuerdo-realización-parto de tesis, nunca es normal…. o debe de no serlo en el departamento del que formamos parte… si hablamos de preocupaciones, o despreocupaciones ya en mi caso, hace tiempo (un año o más) que me quedé en el punto 3 del proceso por lo que como bien sabes, la propuesta emocionante o no, por desentramar una nueva pregunta científica pasó a ser amotivacional.. pero que me pierdo, sigo contigo…
    Creo que como bien dices es una suerte, decidir por completo tu campo futuro de acción…. ahora me viene a la mente aquella práctica en 4º, técnicas de intervención, laboratorio, con el señor munarriz, acerca de la resolución de problemas Zurilla & O’Goldfried… (doctorado, no doctorado) ahora se convierte en qué tesis y qué no tesis… aplícala a ver si te ayuda, no??😛
    y por último, tienes dos días??? buah… eso es mucho tiempo y más con tu boss (que nunca se sabe por dónde va a salir…) a ver nen!!! el estrés es una respuesta natural a las demandas del medio, no te me pongas quejica ahora, eh??😉 pero a pesar de tu entrada… y no queriendo dar consejos de necios… me parece que la propuesta bioquímica te va a saciar doblemente tus expectativas “curioseadoras” de dar respuestas a una ciencia en progreso….la conducta está cada día, y las personas nunca dejaremos de sorprenderte con las varias que desempeñamos… el proponer y llevar a cabo un proyecto de interés, que te motive de forma tal, que cambios decisionales inesperados, de escalones superiores en la jerarquía, no te hagan irte a tomar por culo (o por animalarios, o sitios varios), creo que en tu caso se dirige más a ese campo…
    es solo una opinión!!! y si buana, siempre quedará Zurilla & O’Goldfried….😉

    Me gusta

  3. Brother! Creo que entiendo la gran preocupación, como bien dices es una responsabilidad que no normal que caiga sobre el pequeño embrión de doctorando que eres =b

    Pero pensando que una vez puesto en marcha, tanto una línea como la otra, tanto el tema X-J25/a como el B27(HLA)/2, podrás disfrutar y crecer científicamente por igual.

    Si una de las dos opciones fuera mala, no tendrías ningun dilema😉

    Mi opinión: barro hacia casa, y la bioquímica, si te gusta y a mi parecer, puede ser mucho más satisfactoria en cuanto a conocimiento generado a lo largo de tu tesis. Supongo que lo digo porque no tengo ni idea de cómo se investiga en el campo de la conducta, pero es que últimamente con todo lo que oigo en clase se me despierta la vena investigadora hasta a mí.

    Y eso que odio las atp-asas xD

    Me gusta

  4. Uau! sí que es un dilema! pero al fin y al cabo un buen dilema, ya que la finalidad será positiva elijas lo que elijas hagas lo que hagas porque te ayudará a aprender y mejorar.
    ¿que tengas tutor? en eso de hacer un proyecto (en mi caso una gilipollez comparado con lo tuyo), en ninguno de las 2 veces, el máster o la carrera, he tenido tutores que me hayan ayudado, y es lo que tu señalabas, aprendes un huevo y “maduras”, ya que eres tú el que te metes las prisas / agobios / estrés / plazos de entrega, es algo ideado macerado y finalmente construido por tí. (satisfacción o decepción personal)
    ¿cuál de los dos temas? no soy el más indicado, pues no tengo ni puta idea de los temas, pero como persona me gustaría aconsejarte que escojas el tema que mayor satisfacción te dé, sin tener en cuenta lo que sepas o dejes de saber, si además de molarte, sabes más de ese que del otro, creo que la duda es 0.
    Hagas lo que hagas calma y paso a paso se hacen maratones, y como tales lo que importa es el espíritu y la cabeza, no te ralles, sabras que lo harás bien, de eso no hay duda y piensa que es un reto muy bonito, de verdad.
    Para lo demás, tus colega Iulius para hablar y la Master Card.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s