And now, for my next number, I’d like to return to the classics…

Tengo un amigo que dice que la década de los ’90 debería ser borrada. Yo, será que me hago mayor, pero cada vez me acuerdo más y con más nostalgia de ciertas cosas que teníamos por allá. O que disfrutábamos más, ya que muchas de ellas todavía andan por aquí.

El caso es, no se trata de cosas que han desaparecido, sino que han cambiado hasta ser irreconocibles. O se ha creado tal variedad que resulta difícil encontrar originales, clásicas. Pasa algo parecido a los pantalones vaqueros. Cada día resulta más difícil encontrar unos pantalones “normales”; que no estén rotos, desgastados, con impresiones (casi todas muy cutres), o con bolsillos bastante extraños. Pero ese es otro tema. Hoy va de chuches y dibujos.

Las chucherías han cambiado una barbaridad. Aún recuerdo cómo flipé la primera vez que vi uno de esos cerebros rellenos, o una pizza de goma.

Luego fueron volviéndose cada vez más comunes, hasta el punto de desbancar, por ejemplo, a los fresones rellenos de nata (que no me gustaban nada, por cierto).

Los asquerosos fresones de nata…

Hasta llegar a hoy, que vas a alguna tienda de golosinas y, por lo menos yo, no veo muchas de las cosas que había antes. Ahora hay muchos Yu-Gi-Oh’s y golosinas rellenas, pero hace años que no veo una banana de chuche, por ejemplo.

No me malinterpretéis, no me parece mal. El negocio evoluciona como cualquier otro, pero son cosas que, no sé, cuando te pones a pensar en ellas piensas “ey, dónde ha ido todo esto?” Como la primera vez que te llaman “señor“. Sigues siendo tú, pero sabes que ya nada volverá a ser igual.

Con la serie de dibujos animados pasa algo parecido. También, algo normal y comprensible; a más tecnología, más luces, 3Ds y bichos extraños. A mí Pokemon ya me pillo mayor (aunque reconozco que me he pegado mis buenas partidas al juego de la Nintendo), pero lo que vino después es, directamente, un universo completamente nuevo para mí. Por lo cuál, se me acaba de ocurrir una duda: ¿por qué nos sentimos nostalgia de estas cosas?

(NOTA: A continuación, rayada. Puedes pasar al final)

_______________________________________

El medio de difusión preferido para la publicidad de juguetes, nuevos productos, etc., es la televisión. El mismo sitio donde se emite los dibujos. Todos los nacidos de los ’80 hemos crecido con la televisión. Eso se sigue haciendo, pero el contenido ha cambiado. Hoy, todos seguimos viendo la tele. Quién más quién menos, pero sí. Y no podemos evitar ver anuncios, o zappear un sábado por la mañana y ver que están echando los monigotes de turno. O, si no, tenemos un primo/sobrino/hermano que se encarga de ponernos al día.

Las personas somos animales que toleran muy mal la ambigüedad. Creo que eso ya lo he comentado alguna vez. En este sentido, el hecho de encontrar material tan desconocido en un medio que nos es tan conocido, puede provocar, como poco, una mueca de “hum…“. No paro de oír “Antes, las niñas de 16 años no estaban así de buenas“, o “Antes, no nos pasábamos el día delante del ordenador“, o “Antes, los niños no eran tan macarras“. Es cierto. O no. Pues yo creo que no. Cuando hacemos afirmaciones de ese tipo, nos estamos refiriendo a una generación estática desde una generación que ha avanzado. El punto de referencia está completamente cambiado. Para mí, tiene mucho más sentido pensar que es la propia evolución de la generación la que cambia, y hace ver lo que viene detrás de forma distinta. No es que las niñas de 15 años estuvieran menos buenas antes, es que antes no teníamos ojos para verlo así.

Desvarío.

Retomando el tema, quiero decir que cuando pensamos en una generación, la de niños de 8 a 13 años, por ejemplo, el esquema que surge es nuestra propia referencia, con todas las claves que la rodean: chucherías de entonces, juguetes de entonces, dibujos y series de entonces… Y ahora, de eso, nein. La nostalgia es una forma de hacernos sentir más seguros, mejor, en situaciones conocidas de contenido novedoso.

Y esto es lo jodido de mí, empezar haciend un post sobre chucherías y acabando con una reflexión sobre psicología evolutiva^^’

_______________________________________

Voy a hacer dos listas. Una será de golosinas clásicas que hace tiempo que no veo por ahí, otra, de series de dibujos. Quién quiera, puede sentirse libre de hacer sus aportaciones  = ).

Chucherías

  • Tiburones negros
  • Bananas
  • Fresas de goma (de las auténticas)
  • Coca-colas de pica pica verdes.
  • Labios de goma
  • Fresones de nata
  • Ositos de goma

Dibujos

  • Gárgolas
  • T-Rex
  • Cowboys del espacio
  • Basket fever
  • Los Gatos Samurai
  • G.I. JOE (sí, había serie!)
  • Comando G

_

Venga va, ¿alguna más?

6 pensamientos en “And now, for my next number, I’d like to return to the classics…

  1. 100% de acuerdo con tu “desvarío”, ernie.

    En tema de series… de esas solamente recuerdo claramente Gárgolas, y la verdad es que suelo hablar de ella con mis amigos.

    En cuanto a chucherías… Ya diré algo al respecto.

    Me gusta

  2. Chucherías: gusanos medio transparentes, corazones rosas con nata espumosa dentro (tochos), ladrillos de picapica, tiza rosa, plaquetas de oblea de fresa, etc.

    Dibujos: Bola de Dan, Motorratones, Chicho Terremoto, El pato Darwing, la Banda del patio (esta aun la hacen), unos que se convertían en royo transformers pero uno dibujaba una estrella de David, etc.

    Programas: Hugo es la estrella (sección del telecupón), Telechut (con Paco Nadal como presentador), ua!!!!!!!

    Hasta aquí los que recuerdo en un plis.

    Me gusta

  3. Er, últimamente te veo muy muy nostálgico… Nos hacemos mayores, qué cosas. Tengo que decir que a mí me encantaban los fresones de nata, pero lo que de verdad hace mucho tiempo que no veo entre las golosinas habituales es… un chicle Boomer!
    En cuanto a dibujos animados… hace muchos años que no ponen Arare!

    Me gusta

  4. Yo las bananas, si te refieres a las que van cubiertas de azúcar, si que las he visto por ahí, y los labios también. Lo que me gustaba y ahora me cuesta encontrar son los tronquitos marrones por fuera y verdes por dentro.
    Y series de dibujos…sólo recuerdo un par de las que nombras, deben ser los 4 años de difernecia, yo recuerdo con mucho cariño “Buscando a Carmen San Diego”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s