Inventando términos

Tengo un amigo, Julio. Iulius, para nosotros. Podéis conocerle un poco aquí: Pienso, luego… la cago!!. Es un gran tipo, aunque no actualiza el blog todo lo que me gustaría.

El caso es que Iulius tiene una peculiaridad: su sentido del humor. Es tan característico que entre el grupo de amigos hemos acuñado el término “juliada“. Algunas de las definiciones podéis encontrarlas en su página. Es bastante graciosa =). Pero, aunque daría para una entrada entera, no voy a hablar de Julio, solamente.

La mayoría de las personas tienen algo que las distingue. Los humanos organizamos el mundo categorizando y simplificando; es mucho más sencillo desenvolvermos . Es uno de los motivos por los que en los grupos de amigos se pueda identificar a unos y otros como el tal o el cual. Por eso podemos crear el concepto “juliada” y, sin haberlo oído antes pero conociendo al susodicho, intuir bastante acertadamente de qué se trata.

Para quienes no me conozcáis, yo también tengo una peculiaridad. Y, al parecer, lo suficientemente destacable como para tener mi propio término. El otro día, hablando con otro amigo, Fran, hice uno de esos comentarios míos, y se le ocurrió la “ernieada“. Pensaba que lo decía de coña, pero ayer parece que ayer la cosa se afianzó un poco cuando, cuál no fue mi sorpresa, ¡tendieron una trampa para cazarme!😄. Me puse hasta colorao’ ^^.

Para los que no me conozcáis (que no sé si será alguien que lea este blog, pero bueno), os diré que tengo cierta (mucha) tendencia a introducir comentarios que me parecen interesantes y relacionados con el tema que se esté hablando en ese momento. Por ejemplo, me acabo de dar cuenta de que lo de arriba, eso de “Los humanos organizamos el mundo categorizando y simplificando; es mucho más sencillo desenvolvermos“, podría ser calificado de “ernieada”. Aunque, bueno, como es mi forma de ser, tampoco estoy seguro de que esa fuera válida. Vosotros diréis ¿os acordáis de alguna?  = b.

La verdad es que, pensándolo bien, tal vez debería haberme dado alguna pista que en más de una ocasión me hayan preguntado “¿tú hablas así siempre?” Pues sí, hija, sí; qué le voy a hacer si soy un friki.

4 pensamientos en “Inventando términos

  1. Pingback: Un blog « Como decíamos ayer…

  2. Tus ernieadas son brutales. A veces no alcanzo a entenderlas, pero creoq ue se debe a tu basto conocimiento del idioma y elevada cultura. Sin ánimo de lucro, son muy interesantes y te admiro por ello, en serio. me parecen muy interesantes.
    Gracias por publicitar mi blog, jeje. Ya me pasarás la factura. 8espero que no sea una fractura!, por lo elevada).
    venga… hasta luego!!!

    Me gusta

  3. La frase que dices es bastante “ernieada”. De hecho, creo que lo he pensado (no con ese término, obviamente) incluso sin haber leído el resto de la entrada ^^

    A mi me encantan tus “ernieadas”. Me gusta absorber la sabiduría tan práctica que emanas con ellas🙂

    P.D.:Creo que si os ponéis podréis acabar con franadas, manadas, pacadas, simonadas…😛 (La verdad es que salen nombres graciosos, jiji)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s