Sobre cepillos, navajas y figuras de papel

Entre un intento y otro pueden suceder infinidad de cosas.

O no.

Si habláramos de comas, puntos y dobles puntos, probablemente no nos entenderíamos ni la mitad de lo que las exclamaciones al final de las frases nos permiten. Pero tendríamos mucha más calma.
Calma rima con razón. Y razón con paciencia. Si no lo veis ya, mejor será que sigáis recortando sombras. Nada permanece igual. Nada. Nada. Nada. Nada…

¡Ojo! Un cambio. Ya pasó.

#694429 pega con #959595 igual de bien que el marrón con el gris. Pero no tanto como como el #959594 y el #694428.

NaDA. nada. NadA. nADA. nAdA. NADA. nadA. Nada. naDa. naDA. NAda. NADa. NAdA. NaDa. nADa. nAda.

Antes de empezar: respira. Dale la vuelta al agujero.

Narrador de historias, guardián de ilusiones, dador de forma.

Cuentan que una vez…

5 pensamientos en “Sobre cepillos, navajas y figuras de papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s