Los medios de los Medios (redux)

A muchos nos ha pasado: ver una noticia en la televisión, leerla en un periódico, internet…; o escucharla en la radio, comentarlo con alguien cercano y, en un momento dado, pensar “no es posible que estemos hablando de lo mismo”. ¿Qué ocurre para que un mismo hecho se presente de maneras tan distintas? Más aún, ¿cómo puede un mismo hecho interpretetarse de formas tan distintas? Ah… la magia de la comunicación de masas.

No es cuestión de ponerse a exponer todas las características de este tipo de comunicación. Baste con decir que se caracteriza por establecer una interacción entre un comunicador organizado (los Medios) y un auditorio (nosotros). Esta interacción se puede entender como un intercambio de información, en el que la comunicación, más allá de símplemente transmitir, establece una relación entre los dos componentes anteriores. La comunicación de masas es un medio para estabilizar y definir esa relación.

Varias son las funciones derivadas de este tipo de comunicación, sin embargo, la que interesa en este contexto particular es la de Interpretación y prescripción de los sucesos.

Las personas no podemos estar al tanto de todo lo que ocurre en el mundo. Por ese motivo, los mass media se encargan de supervisar el entorno (otra de sus funciones). Como consecuencia, éstos pueden (deben) seleccionar una parte de los acontecimientos, interpretan lo que consideran de interés para el auditorio y lo comunica.
Esto presenta un doble filo. Por una parte, es útil en tanto que los medios sirven para apaciguar posibles situaciones de pánico general ante amenazas o catástrofes, nos dan una visión más amplia de lo que ocurre en el mundo, etc. Sin embargo, por otra parte conforman lo que se ha dado a conocer como “agenda setting”, alrededor de la cual se ha establecido una hipótesis.

Se sabe que la comunicación de masas, en contra de lo que muchos creen, no actúa como lavador de cerebros; no cambia actitudes, sino que las refuerza. Es decir, por ejemplo, todos aquellos amigos que tenemos de los que hemos pensado alguna vez: “joe, desde que escucha X dial se ha vuelto un tal”. No “se han vuelto un tal”, sino que según esta interpretación, han visto reforzadas actitudes que, posiblemente, el entorno en el que antes se econtraban, mantenía más restringidas (lo que explica a su vez los casos de tipo “ser más papista que el papa”; cuando se lleva mucho tiempo sin decir/hacer lo que uno quiere realmente, en el momento en que puede, explota). Otra cosa que se sabe de la comunicación de masas es que es selectiva: la gente tiende a escuchar lo que mejor casa con sus expectativas.
¿Y qué dice la hipótesis de la agenda setting sobre esto? Bueno, según esta hipótesis, los mass media no pretenden persuadir a la audiencia. Más bien, al seleccionar e interpretar el entorno que luego presentan lo que hacen es establecer unos temas, unas pautas sobre las que debatir, opinar, sobre las que afiliarse… Así, cada uno entiende la realidad a través de la interpretación que de ésta hacen los comunicadores de masas, pudiendo de esta forma modificar dicha comprensión.

Todo esto tiene una gran relevancia en tanto que, simple y llanamente, las personas acudimos a los medios de información que más se adecúan a cada uno de nosotros y, precisamente por eso, creemos la información que nos dan, sobre la cual adaptamos nuestras actitudes y forma de ver la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s